“La carga de los mamelucos” de Francisco de Goya (1814).

 

  El cuadro representa un episodio de ira popular, el ataque del pueblo madrileño, mal armado, contra la más poderosa máquina militar del momento, el ejército francés. En el centro de la composición aparece un mameluco, soldado egipcio bajo órdenes francesas que cae muerto del caballo, mientras un madrileño sigue apuñalándolo y otro hiere mortalmente al caballo. Goya recoge así lo ilógico de la guerra, la destrucción por sistema, una vez que se inicia nada ni nadie puede parar la violencia más irracional. Al fondo aparecen las figuras de los madrileños con los ojos desorbitados por la rabia, la ira y la indignación. Mientras, los franceses rechazan el ataque e intentan huir, y en sus rostros se refleja el miedo y la incapacidad para sostener la avalancha humana que se les viene encima. En este cuadro Goya viene a recoger el momento en el que se inicia la guerra, con toda su violencia, crueldad y crudeza. Su objetivo es manifestarse en contra de esos echos y darnos una lección contra la irracionalidad del ser humano, siguiendo su espíritu ilustrado. La técnica pictórica empleada es la rápida pincelada, el empleo de grandes manchas de color como si la propia violencia de la acción hubiera invadido al pintor. Los colores son vibrantes e intensos.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: